Exposición ‘El Bosque Herido’

Expo-15072016

 

EL BOSQUE HERIDO

Hasta la llegada de la madurez, uno no es consciente de la verdad de tu trabajo y lo mas paradójico llegas por el camino mas sencillo, mirando en tu interior y la verdad fluye y se rebela para plasmarla en tu obra, esta verdad está cargada de vivencias, creencias, miedos y curiosidad, está última es la que forma en ti una personalidad renacentista, donde se complementa las ciencias con las humanidades creando un concepto integrado donde desarrollarla.
Llegar a este momento es el fruto del trabajo anterior desde el análisis plástico destaca el compromiso con lo esencial en el arte, lo puro, lo ortodoxo, el dibujo y la paleta simple, calidez de mis ocres que les dan el sello personal a mi obra, el dibujo en este momento alcanza el máximo interés, son en general motivos orgánicos, desde bodegones hasta el propio ser humano en su desnuda belleza. El artista establece una comunión entre el modelo y el artista, creando una sinergia en la que de alguna forma el espectador se convierte en cómplice.
Mímesis o mimesis, a partir de Aristóteles, se denomina a la imitación de la naturaleza como fin esencial del arte. .
En la MIMESIS, se produce la comunión entre la naturaleza y el artista, es algo íntimo y en el proceso se percibe, sensaciones únicas revelando el misterio de la vida y la creación. El bodegón al uso, es un pretexto para un ejercicio intelectual y de reflexión ante el hecho artístico.
Es distinto de “representación” cuya principal diferencia radica en la naturaleza de su mecánica, donde la mímesis se rebela a que se la compare con el referente, convirtiéndose en algo equivalente al original. Sin embargo, el ejercicio mimético obliga el uso de rasgos representativos.
La Vida, la Naturaleza que nos envuelve, está armonizada por unos misteriosos patrones, algunos de los cuales están probados científicamente. El enigmático número fi φ, ya por el siglo XIII, Leonardo pisano, mas conocido como Fibonacci descubriera este extraño fenómeno, aunque había sido definido mucho tiempo atrás por el griego Euclides.
La divinidad de este número fue un atributo dado por otro italiano, Lucas Paccioli, la divina proporción prueba que las matemáticas están íntimamente ligadas a la belleza y a la simetría.
Este número se ha hecho imprescindible en la resolución de cuestiones tanto técnicas como artísticas, no cabe duda que este código y esta proporción, se manifiesta de una forma evidente y sorprendente en infinidad de elementos, como los pétalos de una flor, los perfectos panales de abejas, construyendo las celdillas con hexágonos de una precisión matemática coincidiendo en número con la secuencia Fibonacci.
La espiral de Arquímedes descrita en la concha de un caracol, o en las volutas progresivas del descenso del vuelo de algunas rapaces, el crecimiento de las ramas de las plantas o las proporciones de nuestro propio cuerpo.
Todo está relacionado: la parte más grande es a la mas pequeña, como la parte mas grande es al todo. División áurea
En esta nueva serie me sumerjo en el fascinante mundo que nos rodea, apreciando elementos desapercibidos hasta hoy por mi, el ala de una libélula, formada por los elementos básicos de la geometría, el cuadrado, el pentágono y el hexágono, construyendo juntos el armazón mas rígido y mas ligero que la naturaleza pueda desarrollar, como si fuesen de grafeno, los bosques con sus ramas dispuestas según el código y convirtiéndose en fractales, donde el zoom de la mirada al escalar el conjunto de las ramas, aprecia las mismas formas de cerca que de lejos, todo en la naturaleza es un fractal.
Existen cinco poliedros regulares, algunos de ellos se encuentran en la formación de los cristales o en la estructura de algunos virus,…El dodecaedro simboliza el aire, el firmamento. El icosaedro simboliza el agua, base esencial de la vida -¿quien diseña la naturaleza?- ¿quien crea los códigos?- ¿quien lanza los dados en la partida de la creación?
-¿ dios ?,…quizás la ciencia ha descubierto al trilero-
Todo esta estructura matemática que crea los estamentos de la vida, se ve en peligro por la acción negativa del ser humano, que antepone sus intereses personales al equilibrio armónico del planeta, para seguir disfrutando del estatus hedonista en el que se ha instalado, creando un desequilibrio entre territorios del planeta. Este estado de bienestar ha provocado alterar los ecosistemas, se ha acelerado un cambio climático que estamos sufriendo, los polos se deshielan y los niveles de los mares crecerán, los mares se contaminan y los productos transgénicos ocupan el lugar de los naturales, afectando ha especies tan vitales para el ciclo biológico como el caso de las abejas, que de una forma sorprendente se desorientan y mueren por millones en el camino al no encontrar sus colmenas. A este asunto tan grave dedico una instalación artística que presento en esta muestra al objeto de despertar conciencias.
Albert Einstein dijo que la vida sin las abejas sería un desastre global.
“ Al hombre solo le quedarían cuatro años de vida, sin abejas no hay polinización, ni hierbas, ni animales, ni hombres…”

Pepe Barroso

Anuncios

~ por NandoProjects en 09/07/2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: